Lunes 20 de Noviembre del 2017
Dólar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}

¿Deberían las empresas seguir el ejemplo de Netflix y trasladarse a la nube pública?

Publicado en Ciencia y Tecnología
Lunes, 24 Agosto 2015 14:28
Valora este artículo
(0 votos)
Visto 233 veces

Recientemente, la empresa de streaming de vídeo Netflix anunció que en los próximos meses cerrará el último de sus centros de datos propios, para trasladar toda su infraestructura y servicios a la nube pública de Amazon Web Services (AWS).

 

La publicación TechRepublic publica el 24 de agosto una entrevista con dos expertos, de Gartner y Ovum, respectivamente, a quienes ha consultado si la decisión de Netflix es viable para la mayoría de las empresas.

 

“Netflix no es como cualquier otra empresa. Es una empresa de ‘aplicación única’; es decir, que tienen una sola aplicación, que necesita escalar de manera gigantesca”, comentó Gregor Petri, vicepresidente de Gartner y especialista en cloud computing, agregando que durante algunas horas del día esta aplicación casi no tiene usuarios, mientras que en otros momentos tiene varios millones de suscriptores conectados. El experto indicó que esta situación hace que para Netflix sea necesario tener una aplicación diseñada para escalar proporcionalmente con la demanda, y con gran resistencia a los errores.

 

Petri señaló que, por el contrario, los entornos TI en las empresas consisten de diversos sistemas, incluso traslapados, generalmente incapaces de dispersar cargas de trabajo a través de máquinas virtuales instaladas en la nube. Agregó que la mayoría de las empresas tienen miles de aplicaciones que no han sido diseñadas para ser escaladas según las necesidades de uso.

 

A juicio del experto de Gartner, al no contar con software que fácilmente pueda aprovechar la escalabilidad de la nube pública, trasladar servicios a sistemas como AWS o Microsoft Azure pierde su atractivo, ya que es improbable que las empresas inviertan en reescribir las numerosas aplicaciones de las que dependen para realizar su labor.

 

Por su parte, Laurent Lachal, analista senior de soluciones de infraestructura en Ovum, comentó que no es tarea sencilla aliviar la carga de aplicaciones con la infraestructura cloud correcta: “por ejemplo, si usted utiliza una nube que ofrece almacenamiento barato, pero donde la transferencia de datos es costosa, entonces necesitará una aplicación que pueda procesar un montón de datos, pero que no necesite hacer demasiadas llamadas entre sus componentes”.

 

Con ello, el experto de Ovum puso de relieve la complejidad de encontrar servicios que satisfagan necesidades de desempeño, seguridad y confiabilidad, al precio adecuado. Esta situación ha resultado, según Lachal, en el surgimiento de numerosas empresas dedicadas a dar asesorías de este tipo.

 

Gregor Petri, de Gartner agregó que el factor del precio continuará siendo “por bastante tiempo más”, una barrera al utilizar la infraestructura de la nube pública. En tal sentido, dijo que la infraestructura de nubes públicas como AWS, Azure o Google Cloud Platform será más costosa que las soluciones hospedadas en la propia empresa, en aquellos casos que ésta tiene necesidades de computación relativamente fijas, que no hacen necesario acudir a los centros de datos para contratar grandes volúmenes de capacidad reservada. “En aquellos casos, es evidente que, por ahora, y probablemente por bastante tiempo más, la nube pública aún no es más barata que hacer las cosas usted mismo”.

 

Petri hizo una analogía con comprar una casa y tener infraestructura propia, con alquilar una casa y confiar en la nube pública. “Si usted sabe que vivirá en un mismo sector por muchos años, entonces comprar la casa será probablemente más barato que alquilar una propiedad. Sin embargo, si usted tiene pensado trasladarse cada año, entonces quizás pueda tener más sentido alquilar, beneficiándose así de la flexibilidad, y sólo pagando por lo que necesita en un momento determinado.Diarioti

COMPARTIR