Martes 21 de Noviembre del 2017
Dólar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}

Cómo, cuándo y dónde empezó Estado Islámico

Publicado en El mundo
Lunes, 16 Noviembre 2015 16:33
Valora este artículo
(0 votos)
Visto 263 veces

La organización terrorista Estado Islámico (EI) se formó en 2006 como un pequeño grupo insurgente para sabotear a los militares estadounidenses que se encontraban en Irak desde hacía tres años, cuando invadieron ese país con vistas a derrocar el régimen de Saddam Hussein.

Sin embargo, por ese entonces carecía de financiación y habilidades de reclutamiento. Tras no lograr el éxito que esperaban en Irak, en 2009 EI se trasladó a Siria. Allí logró afianzarse tras el estallido de la guerra civil en 2011.

En 2013, a medida que Estado Islámico se fortalecía, Estados Unidos y sus aliados comenzaban a armar y financiar a los grupos rebeldes que lucharon contra el gobierno de Bashar al Assad (actual presidente de Siria).

Para 2014, las armas de los opositores ya se encontraban en manos de Estado Islámico, tras la incorporación de los insurgentes a las filas del grupo yihadista (el término yihad hace referencia a la "guerra santa" y es un neologismo occidental que designa a las ramas más radicales del Islam). En junio de ese mismo año, Estado Islámico reapareció en Irak con renovadas fuerzas. 

Las organización obtiene dinero mediante la venta de petróleo en el mercado negro a países adyacentes. EI detenta pozos en Irak y Siria.

Según los últimos informes, el grupo gana más de un millón de dólares por día. Mientras tanto, Estados Unidos y sus aliados bombardean los pozos petroleros de los islamistas con el objetivo de truncar las fuentes de su financiación. 

"Compramos un camión cisterna de 26 a 28 toneladas por 4.200 dólares. Lo vendemos en Jordania por 15 mil dólares. Cada traficante maneja ocho cisternas por semana en promedio", contó Sami Jalaf, un traficante petrolero y exagente de inteligencia durante el régimen de Saddam Hussein.

Según él, se paga a los corruptos guardafronteras 650 dólares por cruzar cada paso fronterizo.

Cuando EI regresó a Irak, en 2014, casi no tuvo que luchar contra el ejército iraquí. Las tropas habían sido entrenadas por Estados Unidos y se encontraban a cargo de la seguridad del país tras la retirada de los militares estadounidenses, pero ofrecieron una mínima resistencia ante la organización terrorista. 

Desde 2003, el ejército iraquí inició una etapa de desmantelamiento; las Fuerzas Armadas perdieron a la cúpula y a los jefes militares más experimentados.

Además, en medio de los escándalos de corrupción y favoritismo durante el mandato del exprimer ministro Nuri al Maliki se reveló la existencia de 50 mil "soldados fantasmas" que no sirven o no existen, pero que son financiados.

Estos factores permitieron a Estado Islámico avanzar rápidamente en Irak, robar millones de dólares e incautarse de toneladas de material bélico dejado por Estados Unidos, incluidos lanzagranadas, carros de asalto y vehículos blindados. 

Estado Islámico está considerada como la agrupación terrorista más rica del planeta: reportó tener unos US$ 2.000 millones en efectivo.

Últimamente ha logrado convertirse en una organización sostenible financieramente, con autonomía, ganando millones de dólares por la venta de petróleo y gas de los campos que controla, de los impuestos que recauda en su territorio y algunas actividades ilícitas como extorsión, robo de bancos, contrabando y secuestro. 

Pero el presidente ruso, Vladimir Putin, acaba de ir un poco más allá en la Cumbre del G-20, al denunciar que "individuos de 40 países, incluidos los del G-20, han estado financiando al terrorismo".

COMPARTIR