Viernes 17 de Noviembre del 2017
Dólar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}

CANNABIS MEDICINAL EN ARGENTINA

Publicado en Salud
Martes, 21 Junio 2016 16:00
Valora este artículo
(0 votos)
Visto 180 veces Modificado por última vez en Martes, 21 Junio 2016 16:11

En los últimos meses se ha estado hablando sobre un tema para muchos, lamentablemente, "tabú". Se trata del cannabis medicinal. Pero, ¿no era el cannabis (más conocido como marihuana) una droga prohibida para consumo?

La ley Argentina penaliza desde 1989 la tenencia, cultivo, consumo y comercio de la marihuana. Sin embargo, en el 2009 la Corte despenalizó a través del fallo "Arriola" la tenencia mínima de marihuana cuando no ponga en riesgo a terceros.

¿Cuál es la noticia reciente que ha traído a la escena el nuevo debate? ¿Hay algún proyecto de Ley presentado en el Congreso al respecto?

El municipio de General La Madrid está llevando adelante el proyecto "Cannabis Medicinal" de la mano del intentendente Martín Randazzo (izquierda), el secretario de desarrollo local Carlos Morante y el Dr. Marcelo Morante (derecha), especialista universitario y profesor adjunto de la cátedra de Medicina Interna (UNLP).

La propuesta impulsada contempla el cultivo de marihuana en la localidad y el desarrollo de un laboratorio para investigar y producir el cannabis para su uso medicinal. Luego de que en febrero La Corte Suprema de Justicia habilitó a Laura Alasi a importar aceite cannábico para el tratamiento de la enfermedad de su hija Josefina, quien padecía convulsiones crónicas, el debate sobre el tema empezó a ganar lugar en la agenda de la Provincia de Buenos Aires y de todo el país. Según palabras del intendente Randazzo, "la seriedad y el trabajo que el médico Marcelo Morante ha tenido en la ciudad quitó un montón de prejuicios y ayudó a que el foco esté puesto en los pacientes que lo necesitan."

A raíz de esto, el 21 de marzo la diputada del Frente para la Victoria Diana Conti presentó en el Congreso el proyecto de Ley de Despenalización del cannabis para su uso medicinal, el cual modifica tres artículos de la ley de estupefacientes. El proyecto lleva la firma de varios legisladores y el respaldo de organizaciones médicas, y establece que “se considerará legítima y autorizada la comisión de conductas ejercidas con la plantacannabis sativa en todas sus variedades y compuestos activos cuando sea utilizada con fines terapéuticos”.

En el municipio aseguran que desde el Frente para la Victoria hasta la UCR están acompañando en la iniciativa y dan su apoyo al proyecto, entendiendo que hay personas que necesitan de este aval. El decano de Ciencias Exactas y el rector de la UNLP también hicieron explícito el interés de la Facultad en colaborar con el proyecto de cannabis medicinal.

Ahora bien, ¿en qué tipo de enfermadas es utilizado el cannabis? ¿Es el único remedio para contrarrestarlas?

Los beneficios de este medicamento se evidencian como método paliativo en tratamientos del dolor y en enfermedades como cáncer, HIV, esclerosis múltiple y epilepsia refractaria.

En la actualidad hay muchas personas que padecen estas enfermedades en situación de desprotección y vulnerabilidad. Se hace importante destacar la necesidad del Estado de dar apoyo a los miles de pacientes que no encuentran en la medicina actual respuestas a sus enfermedades.

Lamentablemente hasta el día no hay remedios eficaces en la disminución del dolor en estas enfermedades, y en aquella que las hay sus efectos colaterales son significativos. En caso de aprobarse el permiso, General La Madrid se transformaría en el primer municipio de la Argentina en investigar y producir cannabis para uso medicinal.

 

Si bien aseguran que están esperando a obtener los resultados de las últimas investigaciones para conocer si es efectivo el tratamiento, la realidad es que ya en muchos otros países hace años se viene utilizando este medicamento (Estados Unidos, Perú, Canadá, Chile, Holanda y Bangladesh), con lo cual no hay nada que probar. El problema radica en la falta de apoyo de algunos partidos políticos en el Congreso que se oponen a la idea.

Cannabis medicinal en el mundo

En los últimos años se observó una tendencia a nivel mundial respecto de la autorización del uso de la marihuana con fines medicinales. Chile es un país pionero en la región, al igual que  Uruguay, que al legalizar el comercio de la marihuana en 2013 autorizó el uso de la planta con fines medicinales. Brasil aprobó el uso de un derivado de cannabis para uso médico, el cannabidiol, en 2015. Ese mismo año, Colombia reglamentó el cultivo, la posesión de semillas para la siembra, la producción, exportación, importación y uso de cannabis y sus derivados, con fines médicos y científicos.

La legalización no sólo tiene como consecuencia un acceso más fácil al remedio sino también un menor gasto para las familias. Si se da un servicio a los más vulnerables de la sociedad (que son los usuarios medicinales en este caso), se lograrían recaudar más impuestos los cuales pueden volver a utilizarse de nuevo en la comunidad local y más específicamente en mejores servicios y menores costos para pacientes que dependen de este remedio.

Un ejemplo de ello es el ocurrido en Illinois, Estados Unidos, en donde el primer mes en el cual se permitió la disposición de tiendas habilitadas para usuarios medicinales, se facturaron 800 mil dólares  de los cuales 56.550 dólares fueron para impuestos estatales. Con todo ese dinero se pueden hacer muchas cosas por la comunidad.

Como se puede apreciar, la búsqueda de la autorización legal para producir cannabis medicinal es en pos de un beneficio para las personas que lo necesitan y que les puede mejorar la vida, tanto a ellas como a sus familias. Es importante resaltar que este objetivo no debe confundirse bajo ningún punto de vista con el consumo recreativo del cannabis.

¿Cómo se puede invertir en cannabis?

Desde que despegó la industria del cannabis medicinal sobre todo en Estados Unidos, han aparecido cientos de empresas que cubren todos los aspectos relacionados a la misma (desde pequeños negocios familiares que venden los productos casero y tratamientos de cannabis hasta dispensarios enormes que tienen miles de clientes) y hay muchas maneras de invertir en ellos.

Para los inversores que quieran entrar en el negocio de la marihuana sin tener que cultivar y vender, algunas empresas se encuentran cotizando en el Mercado de Valores de Estados Unidos, de modo tal que cualquier ciudadano que lo desee puede comprar sus acciones.

Un ejemplo es la empresa "GW Pharmaceuticals" que vende marihuana con fines terapéuticos para pacientes de todo el mundo a través de su medicamento Sativex, nombre comercial de un preparado farmacéutico derivado del cannabis. El producto se vende como un spray bucal que ayuda a aliviar los síntomas de la esclerosis múltiple y del cáncer en etapas avanzadas en países como Reino Unido, España, Alemania y Nueva Zelanda.

Estas empresas pueden beneficiarse de la creciente legalización del cannabis a nivel global. De hecho, como se observa en el gráfico, desde que la empresa salió a cotizar a mediados del 2013 el valor de sus acciones ha llegado a subir 1354% en dólares, lo cual hubiese sido una inversión más que atractiva.

Además de las empresas que cultivan la propia planta de cannabis medicinal, hay cientos, si no miles, de proveedores de servicios relacionados por todo Estados Unidos, y a medida que las leyes relativas al cannabis se van relajando en un mayor número de estados, aparecen más cada poca semana.

Las empresas relacionadas pueden proporcionar desde el kit de instalación de una habitación de cultivo hasta asistencia jurídica especializada. También actúan como consultores en caso de enfermedad o plagas y fabrican equipos para ayudar en la cosecha y el procesamiento. Asimismo, diseñan y producen equipos médicos para el consumidor final, como por ejemplo inhaladores o vaporizadores, extractos o comestibles, y muchos otros servicios más.

De hecho, existen hasta mercados spot (de contado) y de futuros en donde se comercializa el producto. El "U.S. Cannabis Spot Index" muestra el precio promedio de todas las transacciones de cannabis de Estado Unidos. El mismo descendió 2,2% en la última semana hasta los 1.978 dólares por libra. Esto representa un precio de 4,36 dólares por gramo.

En cuanto al mercado de futuros, el precio del cannabis para el mes de Julio descendió 25 dólares hasta situarse en los 2.110 dólares por libra (4,65 dólares por gramo). Esto representaría un aumento del 6,7% en comparación con el precio de contado (1.978 dólares). Mientras que para el mes de agosto el precio cerró en 2.180 dólares por libra (4,8 dólares por gramo).

Sin embargo, para el último mes del año el precio futuro se transaccionó a 1.725 dólares por libra o el equivalente a 3,8 dólares por gramo.

Como puede observarse, la industria del cannabis medicinal ha crecido mucho en algunos países en los últimos años, y aún tiene mucho por crecer en el resto del mundo siempre y cuando haya pacientes que lo necesiten.

En Argentina el desarrollo del mismo y la manera de financiar los servicios y las producciones del medicamento son un tema importante que permitirán acelerar el proceso, reducir costos, generar nuevas fuentes de trabajo y recaudar ingresos desde el sector público para su reinversión. Entonces, ¿cuál podría ser una forma de financiamiento teniendo en cuenta que sería una actividad nueva para el país?

Para ello podemos observar la medida que ha tomado recientemente la SEC (Comisión de Mercados y Valores de Estados Unidos) en busca de ofrecer nuevas fuentes de financiamiento para nuevos proyectos de cannabis o para ampliar ya existentes, además de las tradicionales formas de financiación privada:

- La nueva norma de la SEC apunta a la constitución de crowdfundings (micro-donaciones). Las compañías se habilitan para que puedan conseguir hasta 1 millón de dolares por este método. Esto ayudará a personas inexpertas adentrarse en el tema y disuadir nuevos emprendimientos.

- Además se apunta a facilitar inversiones chicas no requiriendo auditorías para aquellas compañías que se inician o que ganen menos de 500 mil dólares anuales.

Estas medidas aparecen para abrir nuevas "avenidas" al mundo del cannabis para obtener capital, la cual es una industria aún limitada y atada a las leyes federales de cada país por su ilegalidad.

 

Conclusión: la financiación es una parte importante en la realización de cualquier proyecto y puede ayudar a que los costos del aceite como medicamento se reduzcan favoreciendo a los pacientes, ya que no es lo mismo conseguirlo importado y fuera de la ley que producido nacionalmente y de forma legal. Más allá de las inversiones que podemos realizar en la industria del cannabis y su faceta económica, no debemos perder nunca el objetivo principal que son aquellas personas que necesitan el medicamento.

 

GONZALO JAVIER BARDIN

 

Contador Público (en curso) - UBA. 
Ayudante adjunto de Cálculo Financiero - Facultad de Ciencias Económicas, UBA.
Experto en Mercado de Capitales (en curso) - IAMC. 
Twitter: @gonzabardin

COMPARTIR