Viernes 17 de Noviembre del 2017
Dólar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}

OTRO ESCÁNDALO PARA VICKY XIPOLITAKIS

Publicado en Sociedad
Jueves, 22 Septiembre 2016 16:45
Valora este artículo
(0 votos)
Visto 453 veces Modificado por última vez en Jueves, 22 Septiembre 2016 18:13

La vedette VICKY XIPOLITAKIS habría estafado a una conocida productora argentina - norteamericana de lencería. 

Fabiana Pascali Lizarraga, empresaria argentina que reside en los Estados Unidos y dueña de la conocida marca “Thinking Panties”, es quien autorizó a la vedette, para que, en un programa de Susana Giménez, al que fue como invitada, presente los diseños ya instalados y registrados. 

Vicky Xipolitakis, no cumplió con lo establecido de antemano y obviando todo acuerdo, los presentó como propios y no dudó en lanzarlos al mercado facturando gracias al esfuerzo y trabajo de esta prestigiosa marca internacional. 

La vedette actualmente enfrenta acciones criminales y civiles por reparación del daño material y moral.

CASO: LIZARRAGA PASCALI, FABIANA C/ VICTORIA JESUS XIPOLITAKIS 

En una entrevista exclusiva a IDICOM, el Dr. ALEJANDRO VECCHI, DIRECTOR del estudio ALEJANDRO VECCHI ABOGADOS y con asociados en los EEUU nos brindó más detalles sobre el caso VIKI XIPOLITAKIS Y LA ESTAFA CON MARCA DE ROPA INTERNACIONAL.

IDICOM: ¿Hemos querido saber acerca de las acciones que se llevarían a cabo contra la vedette VICKI XIPOLITAKIS, en la Argentina y cuáles son los antecedentes del caso?

Dr. VECCHI: Nuestros socios en EEUU tomaron el caso por intermedio de nuestro asociado el Dr. Eduardo Perez Guerrero, hace un tiempo, aunque estábamos esperando que se dieran determinadas circunstancias para que se configure el delito que hemos tipificado prima facie como DEFRAUDACION, penada con penas que van de un mes a seis años, acorde la gravedad. Esto sin perjuicio de otras figuras.

La defraudación en nuestro código penal, es una denominación genérica de una serie de delitos.  Una de esos delitos es la estafa.  Es decir que la defraudación es el género y la estafa es la especie.   El art. 172 del Código Penal al referirse a la estafa utiliza el verbo defraudar. Por su parte el art. 173 del CP establece, en sus once incisos, los casos especiales de estafa. Se entiende que la defraudación es un ataque  a la propiedad cometido mediante el fraude, es decir con ardid o engaño ó por abuso de confianza. Con XIPOLITAKIS estamos en este supuesto, no cabe duda, sin perjuicio de caer en concurso con otros delitos relacionados con la propiedad intelectual y que están protegidos con leyes federales. 

IDICOM: ¿Quién es su clienta y representada?

Dr. VECCHI.: Nuestra clienta es Fabiana Lizarraga Pascali, una diseñadora argentina en los EEUU, tiene años acreditados en diseño y moda y suficientes antecedentes y logros propios para detentar la marca de la que es propietaria y una serie de meritos más que están en internet, son de público y notorio y forman parte de su curriculum e historia comercial.  

Dr. VECCHI: Ella es la propietaria de la marca, y oportunamente nos hizo saber “Mi marca es Thinking Panties y en junio –gente de la producción y allegados a XIPOLITAKIS- se comunicaron conmigo para que a través de Xipolitakis, se represente mi marca en Argentina. Me pidieron con urgencia que envié 6 productos para promocionar en el programa de Susana Giménez“.

Pasado dicho programa donde XIPOLITAKIS oculto a la dueña de la marca y presento las prendas como propias, nuestra clienta nos manifestó “…Estoy muy angustiada y me siento profundamente defraudada… Todavía no lo puedo creer. Me indigna altamente saber que el trabajo, energía, amor, y dinero que le he puesto a la total creación de mis diseños quiera ser ultrajado por esta chica y su equipo de delincuentes”. 

Hoy, nuestro trabajo es identificar llevar a esos delincuentes, llevarlos ante la justicia, y que reconozcan o que sean condenados por negarlo y sobre todo que paguen los daños y perjuicios derivados de su accionar…”.

IDICOM: ¿Que fue exactamente lo que hizo Vicky XIPOLITAKIS?

Dr. VECCHI: Ella y un grupo de personas tomaron contacto con Fabiana, en los EEUU, y pidieron autorización para representar a la firma y marca de Fabiana en ARGENTINA. Para ello, para promocionar la marca de Fabiana, y los productos y diseños de ella, obtuvieron bajo promesas y abuso de confianza  (ahora se saben que eran falsas), una serie de productos y la autorización para que un programa de mucha audiencia, se exhibieran la marca y los productos, que serian representados por XIPOLITAKIS.

Pues bien, una vez obtenidos los productos (que seguramente han sido copiados y tomados como modelos propios) se hicieron nuevos productos, no se menciono la marca de FABIANA en el programa mencionado, y se hizo una propaganda del mismo producto de Fabiana, pero con el logo y marca de XIPOLITAKIS, defraudando la palabra escrita y verbal, con el inequívoco propósito de procurarse un beneficio económico personal, en perjuicio de quien había autorizado dicha participación y exhibición, bajo ciertas condiciones que no se cumplieron. Este es un caso típico de MALA FE, de DOLO, y cae dentro de la figura genérica de la Defraudación y dentro de ellas, prima facie en la figura del abuso de confianza, cuestión técnica a delimitar.

IDICOM: ¿Que es el delito de abuso de confianza?

Dr. VECCHI: Defraudar es causar un perjuicio patrimonial mediante fraude. Esto es lo que hizo XIPOLITAKIS.

En la estafa, este perjuicio consiste en lograr que la víctima haga una disposición patrimonial, a raíz de que el actor la ha hecho caer en error mediante ardid o engaño. Luego del delito de estafa el patrimonio se ve disminuido por la acción de la persona que dispone  de un bien detrayéndolo del patrimonio afectado.

La persona que comete la acción de estafa despliega una actividad engañosa que induce en error a una persona, quien en virtud de ese error, realiza una prestación que resulta perjudicial para un patrimonio. 

La defraudación comprende una serie de delitos, pero se puede dividir en dos  especies: la estafa y el abuso de confianza. 

La diferencia entre ambos reside en el momento en que el sujeto obre dolosamente: en la estafa, el dolo es anterior a la obtención de la cosa; en el abuso de confianza, por el contrario, el dolo es posterior.

En la estafa la víctima entrega la cosa, obtenida con ardid o engaño, por el estafador. La voluntad de la víctima está viciada desde el comienzo por la actividad fraudulenta del actor.

En el abuso de confianza, la voluntad de la víctima no está viciada y la entrega de la cosa es válida y lícita. Pero posteriormente a la entrega el delincuente abusa de la confianza de la víctima. Por lo tanto, la actividad fraudulenta es posterior a la entrega. Podríamos estar en este caso. 

En el abuso de confianza, la voluntad de la víctima no está viciada y la entrega de la cosa es válida y lícita. Pero posteriormente a la entrega el delincuente abusa de la confianza de la víctima. Por lo tanto, la actividad fraudulenta es posterior a la entrega .El ardid o engaño deben ser idóneos para aprovechar el error de la víctima. En este caso consideramos que ha sido idóneo.

IDICOM: ¿Qué pena le puede caber a XIPOLITAKIS, puede ir presa?

Dr. VECCHI: Es muy difícil saber a priori que pensara un tribunal oral y que pensara una Cámara de Casación al analizar la sentencia y la pena, pero estimo que es un caso muy claro, que ha existido una defraudación concreta y dolosa (con intención deliberada de provocar un perjuicio patrimonial), y que podría acarrear una pena privativa de libertad si la sentencia supera la pena de tres años. Aquí estamos en una pena que tiene 6 años de máximo. Hay agravantes, la XIPOLITAKIS ya está involucrada en otras cuestiones penales y eso le puede actuar en contra.

IDICOM: ¿Que reclamo económico le cabria a la griega?

Dr. VECCHI: Estamos evaluando la cifra del reclamo con nuestra clienta, con nuestro asociado Perez Guerrero, y con nuestros auditores, porque este episodio le ha acarreado a nuestra clienta una pérdida patrimonial y un daño moral millonario. Ella estaba muy encaminada con otra gestión y hoy ya podría haber estado facturando millones al año con sus productos, y a causa de este inconveniente, está retrasada en todo su desarrollo comercial. La XIPOLITAKIS ha provocado perjuicios millonarios, espero tenga patrimonio para responder, tanto ante nuestra clienta como ante nuestros honorarios que en estos casos, son un porcentaje del reclamo de nuestra clienta.

IDICOM: ¿Arriesgue un monto, aunque sea tentativo…?

Dr. VECCHI: Primero iremos a una mediación, los primeros cálculos hablan de una suma de 7 números, no le puedo decir más. Para eso estamos trabajando en equipo y en dos países, con más de 10 colegas asociados. Hay varios peritos, hay grabaciones, hay seguimiento de un evento en el Hilton que fue público y notorio, etc. No le puedo adelantar más porque forma parte de la estrategia jurídica.  

IDICOM: ¿Cuándo empiezan las acciones legales?

Dr. VECCHI: Ya empezaron. Estamos trabajando en eso, a diario.

IDICOM: ¿Su clienta viajar a ARGENTINA?

Dr. VECCHI: No la queremos molestar, no lo descartamos.

 

 

COMPARTIR